Sigue nuestras historias Contáctenos

Hepatoblastoma y trasplante de hígado

Hepatoblastoma y trasplante de hígado Hepatoblastoma y trasplante de hígado
16 oct. 2018 06.04p.m.

El trasplante de hígado es uno de los tratamientos para curar el cáncer de hígado infantil.

El Hepatoblastoma es un tumor cancerígeno alojado en el hígado, que suele manifestarse en pacientes pediátricos de entre cero a tres años de edad. Aunque suele ser un diagnóstico poco frecuente a nivel mundial, representando el 1% de los diagnósticos de cáncer pediátrico, sigue siendo una realidad que debemos atender.

Cuando se presenta un caso de hepatoblastoma, existen múltiples formas de curarlo, estas dependerán de cada paciente tomando en cuenta la ubicación del tumor y la evolución que ha tenido dentro del organismo. Sin duda, la más efectiva es la extracción completa del tumor, pero existen otras alternativas como las terapéuticas y el trasplante de hígado.

Trasplante de hígado como tratamiento

Acorde a estudios establecidos por la Clínica Las Conde en Chile (CLC), el trasplante es la única alternativa que tienen los pacientes con enfermedades hepáticas terminales. Estas investigaciones, arrojaron que la atresia de vías biliares y la falla hepática aguda, son las principales razones por las cuales se presenta el hepatoblastoma.

Al mismo tiempo, la expectativa de vida al año fue del 76%, a los 5 años de 67% y a los 10 años de 65% después de haberse realizado el procedimiento. Demostrando que la efectividad de este procedimiento realizado en latinoamérica, está a la par de los ejecutados en el resto del mundo.

Actualmente del 10% al 15% de los trasplantes de hígado, son realizados en pacientes menores de 18 años de edad. A pesar de los avances y casos de éxito que ha tenido el trasplante de hígado como solución al hepatoblastoma, la Asociación Americana del Cáncer indica que es primordial que el paciente esté consciente, que hay posibilidades que su organismo rechace este nuevo órgano y además, como cualquier caso de cáncer, las posibilidades de recaer también están latentes si se presentan deficiencias en el cuidado alimenticio y un irrespeto en el régimen de inmunosupresores y otros medicamentos.

Las enfermedades hepáticas, al igual que muchas otras, pueden ser prevenidas. Fomentar una buena alimentación, hábitos de higiene adecuados y mantenerse alerta ante cualquier irregularidad o malestar presente en niños o adultos para un diagnóstico temprano, son las vías que nos ayudarán a reducir los casos de las mismas.

La campaña, realizada por la Fundación Americana de Enfermedades Hepáticas en colaboración con Bayer, se inicia esta semana con el inicio del Mes de Concientización sobre el Cáncer de Hígado, y se centrará en seis ciudades de los Estados Unidos con la inclusión de países asociados.

La campaña educa al público sobre los factores de riesgo, las posibles señales de advertencia, la importancia de los exámenes de detección y las visitas periódicas a un médico. A lo largo de Octubre, la campaña difundirá el mensaje a través de las redes sociales y carteles publicitarios dirigiendo a las personas a los recursos en línea para obtener más información sobre el cáncer de hígado.

Fundahigado se une a la campaña internacional de concientización contra el cáncer de hígado, mostrando solidaridad a pacientes hepáticos alrededor del mundo.

Si deseas mantenerte informado sobre esta y otras patologías que afectan el hígado, visita nuestra página web FundaHígado o siguenos en nuestras redes sociales como @FundaHigado, donde cada día informamos sobre sus tratamientos, causas y formas de prevenirlas.

Share: