Sigue nuestras historias Contáctenos

Recomendaciones para personas con enfermedad hepática y trasplantados de hígado ante amenaza de Coronavirus

Recomendaciones para personas con enfermedad hepática y trasplantados de hígado ante amenaza de Coronavirus Recomendaciones para personas con enfermedad hepática y trasplantados de hígado ante amenaza de Coronavirus
24 abr. 2020 03.49p.m.

Guía de preguntas y respuestas para pacientes con riesgo más alto por Covid-19

Esta guía está dirigida a personas que tienen un riesgo más alto de desarrollar enfermedad grave por COVID-19, debido a una condición de salud subyacente -enfermedad hepática o receptores de trasplante de hígado- y para sus familiares, amigos y cuidadores.

Entendemos que los momentos actuales están llenos de incertidumbre y ansiedad, por lo que muy probablemente estas personas consideradas vulnerables, tendrán muchas preguntas y preocupaciones.

Es por eso que con este artículo, buscamos aclarar dudas y precisar, cuáles son las medidas que deben cumplir estos pacientes para minimizar el riesgo de contagio y mantenerse a salvo.

¿Son las personas con enfermedad hepática y receptores de trasplante hepático un grupo vulnerable?

A pesar que hasta estos momentos no existe evidencia formal que corrobore la vulnerabilidad -debido a que se trata de un problema de salud que todavía está en curso y que muchas investigaciones/estudios clínicos que precisan los efectos de COVID-19 aún están en desarrollo-, muchos médicos y especialistas en el área de gastroenterología y hepatología, basados en su experiencia clínica, apoyan la idea de que los pacientes con patología hepática, pueden considerarse un grupo de alto riesgo.

Los pacientes hepáticos que entran en la categoría de grupo vulnerable, son aquellos que cursan con condiciones médicas que afectan el adecuado funcionalismo del hígado o del sistema inmune.

Dentro de estas condiciones médicas podemos incluir: hepatitis autoinmune, cáncer de hígado, cirrosis hepática, personas en condición de post-trasplante de hígado.

Todos estos pacientes con enfermedad hepática se pueden considerar vulnerables, puesto que presentan un riesgo más alto de desarrollar complicaciones por COVID-19.

Por esto aconsejamos que los pacientes hepáticos y sus familiares se adhieran de forma estricta a las medidas que reducen la posibilidad de exposición al virus –en especial las de higiene y las de distanciamiento social- y con esto disminuir el riesgo de infección por Coronavirus.

¿Porqué las personas con enfermedad hepática y receptores de trasplante hepático son un grupo susceptible?

Los  pacientes con enfermedades crónicas hepáticas y cirrosis hepática, se encuentran más susceptibles de presentar lesión hepática severa por COVID-19.

De igual forma, estos pacientes que cursan con una función debilitada de su sistema inmune, son más propensos de presentar mayor compromiso respiratorio y formas más severas de la enfermedad, en comparación con el resto de la población.

Por otra parte, los pacientes post trasplantados de hígado reciben como tratamiento, inmunosupresores para evitar el rechazo del injerto. Estos medicamentos los hacen más sensibles de adquirir la infección, puesto que es posible que el sistema inmunológico no actúe adecuadamente al momento de entrar en contacto con el COVID-19.

La mayoría de los pacientes que reciben inmunosupresores, van a tener un sistema inmunológico deprimido y consecuentemente tienen mayor riesgo de presentar cualquier tipo de infección, por lo que pueden ser más vulnerables de contraer Coronavirus.

¿Si soy parte de la población de riesgo que medidas debo cumplir?

En este grupo de personas cobra mayor importancia el cumplimiento de las medidas de distanciamiento social e higiene para reducir la propagación de COVID-19 y así como otras infecciones respiratorias.

Estas medidas de prevención deben ser acatadas también por los familiares, amigos o cuidadores que están en contacto con personas de riesgo. 

El distanciamiento social es una acción que buscan reducir la interacción entre personas, por lo que ayuda a disminuir la transmisión de COVID-19.

Para cumplir con el distanciamiento social debe:

  • Evite reuniones con familiares y amigos, así como situaciones donde existan presencia de más de dos personas
  • No permanezca en espacios públicos o de alto tráfico de gente
  • No tenga contacto con alguien que presente síntomas respiratorios o de infección por COVID-19 (principalmente fiebre y tos)
  • También es importante mantenerse a menos de 1,5 metros de distancia de cualquier persona, especialmente si tose o estornuda
  • Prescinda de dar la mano o cualquier otro saludo que implique contacto personal, puesto que no sabemos si está contagiada o ha estado en contacto con el virus
  • Evite viajes o salidas innecesarias y el uso de trasporte público
  • Procure trabajar desde casa en la medida de lo posible

 

Por su parte, las medidas de higiene son principios generales que se deben cumplir a cabalidad, pues al seguirlas, ayudamos a prevenir la propagación de virus.

Dentro de las medidas de higiene podemos enumerar:

  • La higiene de manos es prioridad. El lavado de manos regular y minucioso con agua y jabón, varias veces durante todo el día, antes y después de realizar cualquier actividad, es vital para prevenir infecciones
  • Es necesario que este procedimiento de lavado de manos, dure un mínimo de 20 segundos -la OMS sugiere que mientras se hace este acto se cante el abecedario dos veces-
  • El gel de manos a base de alcohol se puede usar para desinfectar las manos en el momento que no hay agua y jabón disponible
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz, y la boca, ya que se ha confirmado que el medio de contagio de este virus es por esas vías
  • La higiene respiratoria también primordial. Esto implica cubrirse la boca y la nariz con el codo o un pañuelo doblado al toser o estornudar y luego desechar el pañuelo usado y lavarse las manos inmediatamente
  • Limpia y desinfecta los objetos y superficies que toques con frecuencia. La higiene del hogar también es importante

 

¿Qué medidas tomar si soy parte de las personas de alto riesgo y vivo con otros?

Es necesario que todas las personas que conviven en el hogar, sigan estrictamente los consejos de higiene y distanciamiento social ya mencionados, para minimizar el riesgo de propagación del virus dentro de la casa.

También se aconseja lo siguiente:

  • Reducir el tiempo que se pasa con otros miembros de la familia en espacios compartidos, como la cocina, baños, áreas de reunión, sala y comedor
  • En caso de ser posible, deben dormir en camas separadas y usar un baño distinto –Si no se puede utilizar baños diferentes es importante la limpieza del mismo cada vez que se use, incluidas las superficies con las que se haga contacto-
  • Asegúrese de usar toallas separadas de las otras personas de la casa. Las mismas deben lavarse frecuentemente.
  • Evite compartir utensilios, platos y cubiertos. Además los mismos deben ser lavados de forma separada de los del resto y secados con un paño distinto.

Entendemos que será difícil para algunas personas separarse de sus integrantes dentro de la casa. Pero se debe hacer todo lo posible para seguir estos lineamientos y velar por que todos en su hogar, se laven las manos regularmente, eviten tocarse la cara y limpien constantemente las superficies que se tocan con frecuencia.

¿Cuándo debo ponerme en contacto con mi equipo médico o programa de trasplante?

Es importante recordar, que los pacientes deben seguir los consejos habituales de su equipo de trasplante, sobre todo en lo referente a cumplimiento de su tratamiento y las indicaciones médicas en cada caso.

Debes ponerte en contacto con tu equipo médico, si surge alguna duda en relación con tu plan de tratamiento. Lo más inmediato en estos tiempos, es otorgar orientación y asistencia médica remota. Si tienes alguna duda o problema es preferible que aclares y consultes con los especialistas, cuales acciones debes llevar a cabo.

No dejes de tomar, modifiques o disminuyas las dosis de tus medicinas o terapia inmunosupresora, sin antes consultar con tu equipo médico, buscando prevenir la infección.

El modificar tus medicinas, solo eleva el riesgo de que presentes otras complicaciones. Las medidas mencionadas anteriormente son las que se han confirmado para disminuir el riesgo de contraer COVID – 19, ¡no olvides cumplirlas!

En caso de desarrollar síntomas de cualquier infección, incluso sospecha de probable infección por Coronavirus, ponte en contacto con tu equipo médico o programa de trasplante inmediatamente, ellos te orientaran acerca de las recomendaciones o modificaciones en el tratamiento que se deben emplear.

Debes tener en cuenta, que por tratarse de una situación especial de emergencia global, los servicios médicos seguramente van a estar extremamente saturados y pueden tardar un poco en responderte.

Lo mejor es que mientras tanto, mantengas las indicaciones médicas que previamente te habían administrado, así como las medidas de aislamiento social recomendadas.

Seguir las orientaciones de tu equipo de médico y programa de trasplante, así como de entidades médicas calificadas, será una buena práctica.

Recuerda apoyarte en quienes te aporten información correcta y coherente. No sigas rumores, evita caer en pánico.

Por sobre todas las cosas, evitar la propagación del coronavirus deber ser el objetivo principal de todos. Por eso te invitamos a permanecer en casa y seguir con los protocolos establecidos para sobrellevar esta pandemia. ¡Hagámosle frente al Coronavirus! Por nuestra salud y por la de los más vulnerables.

Carla Aguiar Acosta
Pediatra - Gastroenterólogo Infantil – Hepatología

Editado por:
María Alejandra Diez
Coordinadora de Comunicaciones Fundahígado

Share: